Arte japonés 

Dos de las disciplinas más bellas y tradicionales del arte japonés son la caligrafía japonesa o shodo, el arte de la escritura del Kanji, y la pintura japonesa o Sumi-e. Ambas especialidades requieren de habilidad y precisión con el pincel para su realización, el Sumi-e y el Shodo se han estudiado en Japón durante siglos.

Todas las obras de arte...

Más
  • Pintura japonesa
    Pintura japonesa

    En esta categoría encontrará obras de pintura japonesa realizadas a mano por Mari Cruz Chavarrías empleando la técnica tradicional: pincel y tintero.

    La pintura japonesa es una forma muy característica de arte japonés también denominada Sumi-e.

    El Sumi-e es una técnica tradicional de pintura japonesa de estilo naturalista basada en el amor a la naturaleza y realizada con tinta negra; fue introducida en Japón por monjes zen hace más de cinco siglos.

    En las pinturas, el Sumi-e se combina con la caligrafía japonesa empleada para la firma de la autora. Como soporte se ha seleccionado un papel especial: papel japonés de alta calidad, con una bella textura y características ideales para la práctica del Shodo y Sumi-e. Finalmente, la obra es enmarcada con cristal y marco de madera en color negro. Se trata por tanto de obras únicas con personalidad zen. El cuadro, en tonos blancos y negros, es ideal para una decoración minimalista y exclusiva en su hogar. 

  • Caligrafía japonesa
    Caligrafía japonesa

    La caligrafía japonesa, también denominada Shodo, es la disciplina artística japonesa de la pintura del Kanji. El Kanji es el símbolo básico de la escritura japonesa.

    El origen de la bella caligrafía japonesa está en China, los Kanji se empezaron a utilizar en Japón a partir del año 500 después de Cristo. Los Kanji se utilizan para expresar sentimientos ó conceptos y destacan por su belleza y elegancia. El Shodo es en un arte japonés que requiere práctica y conocimientos, tradicionalmente los kanji se escriben con pincel y tintero.

    A continuación encontrará una serie de Kanji pintados por Mari Cruz Chavarrías sobre papel HANJI coreano de gran calidad enmarcados con moldura de madera de color negra, realizados según los principios del Shodo. Cada cuadro transmite con elegancia el sentimiento asociado al significado del kanji