Forma y equilibrio

Forma y equilibrio

Para lograr un hogar en armonía es esencial crear un equilibrio entre forma y funcionalidad.

Forma y equilibrio en el hogar

Este es un de los principios claves en la decoración zen, se trata de un concepto que deriva del yin y del yang del Feng Shui, dicho de otro modo, de las fuerzas opuestas, las cuales, cuando se hallan representadas por igual ofrecen un armonioso equilibrio de energía.

La energía de nuestros hogares está en perpetuo estado de cambio, de modo que conseguir el equilibrio perfecto entre el yin (frío, oscuridad y ausencia de vida) y el yang (color, luminosidad y vida en su máxima expresión) es fundamental si se pretende crear un ambiente armonioso, equilibrado. La mejor forma de introducir ambos factores, yin y yang, en casa es a través de los elementos naturales, fuego, agua, tierra, metal y madera, los cinco tipos básicos de energía de los que se componen todas las sustancias y fenómenos de acuerdo con las doctrinas del Feng-Shui. Si estos elementos se hallan representados por igual su sinergia fomentará la atmósfera de equilibrio que ayudará a crear un ambiente de serenidad y tranquilidad en el hogar.

Los cinco elementos pueden representarse simbólicamente mediante la textura y el color. Por ejemplo para introducir el elemento agua: se podría instalar una fuente de interior, en este enlace tenemos algunos ejemplos:

Fuentes de agua

Si no se dispone del espacio suficiente o se prefiere optar por otra solución existen distintas alternativas para introducir el elemento agua como por ejemplo utilizar un cojín forrado de tela de color añil o un jarrón de tonos turquesa.

Para introducir el elemento fuego puede optarse por velas, por ejemplo velas decorativas como:

Velas decorativas

O portavelas de estilo zen:

Portavelas zen

La tierra puede simbolizarse con plantas de interior y el metal con marcos de plata o elementos cromados.

Para crear un ambiente hogareño equilibrado de forma natural es importante que los cinco elementos estén representados en él. Un ejemplo: en la mesa de madera del comedor emplear velas o candelabros, manteles individuales de piedra, por ejemplo pizarras individuales, cubertería y vasos de agua; estos objetos simbolizan los cinco elementos.

Los objetos decorativos deben realzar el equilibrio, por ejemplo las formas serenas y simétricas de los jarrones son un delicado complemento para las rudas fibras de una cesta de mimbre. Las marcadas líneas rectas de ciertos elementos, como mesas o mobiliario crean un contraste con las suaves curvas de otros elementos como jarras circulares o copas. Es muy importante equilibrar las líneas rectas con las curvas. Hemos de evitar sobrecargar las estancias, especialmente el dormitorio, para favorecer la armonía. Otro elemento de interés en el Feng Shui son los espejos, los espejos grandes realzan la energía en el hogar y hacen que el espacio parezca más amplio y claro.

Otra manera muy interesante de equilibrar es colocar objetos similares de distintos tamaños, como una colección de tres cestas de tamaño pequeño, mediano y grande o el mismo método pero con jarrones, vasos, cuencos y marcos de fotografías. 

Publicado el 25/04/2017 Feng Shui 0 380

Escribir un comentarioLeave a Reply

Debe tener sesión iniciada para publicar un comentario.
Anterior