El jardín zen: cómo usarlo

El jardín zen: cómo usarlo

El jardín zen incluye un recipiente de madera, arena, piedras y un rastrillo también fabricado en madera.

Para usar nuestro jardín tenemos que intentar encontrar un lugar tranquilo en el que colocar el jardín y poder contemplarlo, utilizarlo. Un espacio que además podamos decorar con la elegancia y espiritualidad que transmiten los jardines zen.

Una vez lo hemos encontrado podemos poner música relajante o disfrutar del silencio y armonía del ambiente. También podemos encender velas o incensarios o utilizar un evaporador de esencias naturales. Existen aromas muy agradables que podemos utilizar: 

Fragancias zen en el hogar

Primeramente colocamos la arena en el recipiente, luego colocamos las piedras. Podemos realizar distintas composiciones colocando las piedras en diferentes posiciones hasta dar con la que más nos gusta.

Finalmente dibujamos en la arena, podemos crear líneas rectas, curvas, ondas o zigs-zags, líneas profundas o poco profundas. En definitiva crear diferentes paisajes, tomándonos el tiempo que sea necesario simplemente disfrutando del momento, de la tranquilidad y de las sensaciones de crear nuestros propios dibujos en la arena. Mientras rastrillamos la arena podemos aprovechar para liberar la mente y respirar profundamente.

En este otro post comentamos cuáles son las ventajas de los jardines zen:

Jardines zen: ventajas

A continuación os dejamos unos enlaces con modelos de jardín zen, porta velas e incensarios y evaporadores de esencias naturales que tenemos en la tienda:

Modelos de jardines zen

Portavelas e incensarios

Evaporadores de esencias y música relajante

Publicado el 05/11/2017 Blog, Jardines japoneses 0 256

Escribir un comentarioLeave a Reply

Debe tener sesión iniciada para publicar un comentario.
Anterior
Siguiente