Jardines zen: decoración y armonía

Jardines zen: decoración y armonía

Los jardines zen son un tipo de jardín japonés, también denominado karesansui. Estos jardines se componen de elementos naturales, principalmente arena y rocas.

Se trata de jardines contemplativos, generalmente de tamaño pequeño. Los primeros jardines zen se crearon en los templos budistas de Japón durante el periodo Muromachi. Fueron construidos con la intención de imitar la esencia de la naturaleza y servir como espacio de meditación.

Estos jardines destacan por su elegancia y la sensación de paz y armonía que transmiten. Son por tanto una opción muy interesante para decorar en casa o en el trabajo.

Decorar con un jardín zen puede aportarnos beneficios; el arte oriental del feng shui se vale de unas herramientas básicas, a las que llama armonizadores, que se emplean para equilibrar el flujo de energía mediante elementos naturales como los son las piedras, cuarzo, plantas, arena y agua. Los jardines zen están compuestos por estos elementos naturales, que nos ayudará a equilibrar el flujo de energía aportándonos beneficios en nuestro estado de ánimo.

No es preciso ser estricto en el diseño de jardines para crear un espacio tranquilo, mientras empleemos elementos naturales y mantengamos el espacio despejado conseguiremos equilibrar el flujo de energía.

Para el diseño de jardines de exterior, bastará con emplear los elementos esenciales como tablones de madera de color gris o pino, grava o baldosa de piedra o pizarra, también podemos incluir hierba, musgo o plantas; con un diseño coherente y respetando el flujo de energía entre los elementos lograremos crear un espacio donde pasear y meditar.

En la filosofía zen como en muchas otras culturas el agua es el elemento esencial para la vida; incorporar un pequeño estanque en nuestro jardín exterior nos ayudará gracias a sus cualidades reflectoras para ampliar los horizontes, mientras que sus claros fondos nos conducen a la meditación.

En el interior se puede incorporar un elemento que contenga la presencia del agua, como por ejemplo un jarrón alto de vidrio que contenga agua y en la base cantos rodados. Incluyendo el elemento agua en el interior de la vivienda nos beneficiará de sus cualidades.

Podemos añadir una vela flotante o un capullo en flor en la superficie del agua.

Donde colocar el jardín de interior

Lo jardines zen son una opción muy apropiada para la decoración de interiores.

Podemos colocarlos en la entrada dándonos la bienvenida, en el salón o en las habitaciones, es una buena forma de llenar de energía y bienestar., no se trata de un simple objeto de decoración sino que se emplea para meditar y relajarnos, acorde con cualquier entorno.

Jardín zen de interior

Se trata de un estilo de decorar con un gusto por lo oriental sin que destaque pero a la vez sin pasar desapercibido.

La sobriedad y los colores de estos jardines, formado por elementos naturales hacen que tenga cabida en cualquier lugar; los jardines zen nos ayudarán a que fluya y no se estanque la energía.

Publicado el 14/07/2015 Blog, Jardines japoneses 0 2511

Escribir un comentarioLeave a Reply

Debe tener sesión iniciada para publicar un comentario.
Siguiente